> > ¿Qué hacer?-El gato y los accidentes de tráfico.

Veterinario Urgencias :
¿Qué hacer?-El gato y los accidentes de tráfico.

Autor
Veterinario 24 horas Madrid
Email de contacto: info@veterinario24hmadrid.es
Página web: www.veterinario24hmadrid.es
3_5

¿Qué hacer?

El gato y los accidentes de tráfico-¿Qué hacer?

Tanto si hemos sido testigos del accidente como si nos encontramos al gato herido en la carretera o en los alrededores, lo más importante es mantener la calma.

Los animales heridos deben moverse lo menos posible y sólo para retirarlos de la calzada con mucho cuidado y sin ponernos nosotros mismos en peligro.  Es mejor si contamos con la ayuda de otra persona y lo trasladamos en una manta, abrigo, etc. con cuidado de mantener la espalda del gato lo más recta posible.

Tras el accidente es normal que estén asustados y pueden intentar huir o reaccionan agresivamente por el dolor. La aproximación al gato debe hacerse despacio y con cuidado, sin hacer movimientos bruscos. En ocasiones puede ser necesario envolverlo en una toalla.

Estamos ante una emergencia muy seria y cuanto antes se le proporcione atención veterinaria más posibilidades tendrá de sobrevivir. Lo ideal es trasladarlo a un centro de urgencias bien equipado y lo más cercano posible. Es recomendable llamar al veterinario para que esté preparado para recibirnos. Que el veterinario se desplace al lugar del accidente supone perder un tiempo valioso y posiblemente no pueda hacer mucho sin los equipos y medios del hospital. Llevaremos al gato al veterinario en nuestro coche y a poder ser dentro del transportín para mayor seguridad, o pediremos ayuda a algún familiar,  vecino o testigo del accidente. Existe un servicio de taxi que transporta animales y puede resultar útil si no tenemos más opciones.

En todo momento debemos tratar de mantener al gato lo más calmado y quieto posible para evitar agravar los daños. Es importante vigilar el estado del animal, controlando el latido y la respiración, y transmitir la información al veterinario. Si hay un sangrado profuso se puede presionar la herida pero no se deben hacer torniquetes si no se ha recibido entrenamiento médico. Muchos gatos se encuentran en estado de shock y pierden temperatura. Para mantenerlos calientes podemos utilizar mantas, toallas o nuestra propia ropa.

Aunque aparentemente el gato esté bien o si sólo tiene algunas heridas sin importancia debemos trasladarlo al veterinario de urgencias igualmente ya que las heridas internas son frecuentes y pueden pasar desapercibidas.

Si hemos sido testigo del accidente es importante informar a las autoridades y tomar los datos de los implicados. Si el gato no tiene dueño o no aparece, la policía local, la Guardia Civil o el veterinario podrán localizarlo siempre que lleve implantado el microchip (aunque es de carácter obligatorio muchos propietarios deciden no ponerlo). Si el gato lleva collar es posible que lleve chapas identificativas con el teléfono del dueño.  

El pronóstico suele ser reservado en la mayoría de los casos y dependerá de los sistemas afectados y de la gravedad del traumatismo.

Palabras Clave:

estabilización, diafragmática, traqueotomía, respiración, radiografías, monitorizado, antibióticos, gato, veterinario, accidente, líquido, paciente, heridas, urgencias, gatos, exploración, cuidado, sangre, extremidad,

Últimas entradas